Lo más fácil a la hora de montar un evento suele ser tener la idea, pero para hacer esa idea realidad, necesitas dinero. ¿Cómo puedes financiar tu evento? En este artículo te recomendamos 8 maneras de conseguir financiación para que tu proyecto salga adelante.

8 formas de financiar un evento

1. Financiación colectiva

El nacimiento de plataformas de financiación crowdfunding como Verkami o Goteo han animado a muchos organizadores noveles a arriesgarse e intentar conseguir el presupuesto que necesitan de manera colectiva.

Para incluir tu evento, negocio o idea en estas plataformas lo único que debes hacer es  hacer es explicar de manera detallada qué vas a hacer, cómo y cuándo. Además, tendrás que pensar recompensas para tus mecenas.

Si optas por esta vía dile a todos tus conocidos que difundan  tu campaña y te ayuden a darla a conocer a través de redes sociales. 

2. Inversores

Los inversores son personas o grupos con altas posibilidades económicas que buscan oportunidades de negocio en las que participar con su dinero. Sitios web como Angelsden te pueden ayudar a conectar con inversores adecuados por medio de recomendaciones personales o presentación de planes de eventos (opción sujeta a pago).

Cuentan con 13.000 inversores y afirman tener una tasa de éxito de un 90 % gracias al asesoramiento de un “inversor principal”. Pero los requisitos son que tengas experiencia en operaciones en bolsa y un objetivo de al menos 50.000 £ (unos 58.000 euros).

3. Ahorros/presupuesto de marketing interno

Examina tus recursos económicos personales para ver cuánto dinero puedes aportar al presupuesto de tu evento.

Al correr ciertos riesgos, puedes fomentar con tu compromiso la participación de otros inversores, promotores y socios.

4. Préstamo bancario

Actualmente los bancos no conceden préstamos con la misma facilitad que hace unos años y es poco probable que lo hagan para eventos concretos, pero si tu negocio tiene buena reputación podrías conseguir un préstamo empresarial.

Otra posibilidad sería un préstamo respaldado por un activo tuyo existente (por ejemplo, tu casa) pero, a menos que tengas la certeza total de que el evento será un éxito, deberías pensártelo bien antes de comprometerte a este tipo de préstamo.

5. Venta anticipada de entradas

 Con una plataforma de venta de entradas como Eventbrite puedes empezar a vender mucho antes de la fecha en la que planeas celebrar el evento. De ese modo, además de tantear lo interesante que puede ser tu evento para el público, también tienes capital disponible.

Si organizas un evento utilizando el Procesamiento de pagos de Eventbrite, puedes solicitar pagos por adelantado para recibirlos antes de que se celebre el evento.

6. Patrocinio

 El patrocinio empresarial es una forma muy eficaz de financiar elementos clave en eventos.

Por lo general, los patrocinadores no entran en acción hasta que se haya planificado un evento. Querrán saber cuánta gente va a asistir, cuándo y dónde tendrá lugar y cuál es tu plan de marketing.

Antes de contactar con patrocinadores potenciales tendrás que asegurar cierta financiación básica, o tener asistentes ya registrados. Una vez listo todo eso, también tendrás que completar tus paquetes de patrocinio y saber cómo explicar claramente las ventajas que puedes ofrecer a los patrocinadores.

7. Venta o alquiler de stands

Igual que puedes vender entradas antes del evento, también puedes vender anticipadamente stands para tu evento profesional y cobrar un depósito a las empresas o profesionales que quieren usar tu espacio para exponer sus productos o ideas.

Utiliza tus contactos existentes para conseguir alquilar los primeros expositores ofreciéndoles descuentos por comprador anticipado. Después podrás basarte en su implicación para respaldar la credibilidad de tu evento y convencer a otros.

8. Negocia y haz intercambios

Por último, no subestimes el valor de la financiación “en especie”. ¿Qué puede ofrecer tu empresa a otras a cambio de la mercancía o los servicios que necesitas?

Por ejemplo, una revista que organice un evento para lectores podría ofrecer a una empresa de catering publicidad impresa gratuita a cambio del suministro de comida y bebida. Cuanto mayor sea la colaboración con otras marcas y socios para tus eventos, más podrás economizar.

 

Como dice el refrán: “cada maestrillo, tiene su librillo”. Con una combinación de las tácticas de financiación detalladas arriba, teniendo en cuenta las características de tu evento y tus contactos, conseguirás la financiación que necesitas para hacer realidad ese proyecto con el que llevas tanto tiempo soñando.