Cuando organizas un evento, sabes que esa fecha debe ser inolvidable para los asistentes. Por eso, crear una experiencia única es cada vez más una prioridad dentro de la agenda de los organizadores. Pero ¿cómo hacerlo? La clave pasa por convertir el acontecimiento en un momento memorable en el que el asistente deje de ser un simple espectador y adquiera un papel activo a través de distintas acciones que lo conectan con el evento.

Todos sabemos del gran valor de las experiencias: aquellas vivencias que serán recordadas en el tiempo y que trasladan al asistente a un momento concreto. Incluirlas en el evento nos ayuda a crear un vínculo emocional con nuestra marca. Además, en muchas ocasiones, estas experiencias son mucho más perdurables e impactantes que un producto tangible. Y es que los eventos experienciales, junto con la apuesta por la sostenibilidad, la inclusión y diversidad respecto a los asistentes o la implementación de avances tecnológicos, son una de las grandes corrientes que encontrarás, de forma más ampliada, en nuestro Informe sobre las tendencias de los eventos en 2020. Estos interesantes datos son el resultado de una encuesta realizada a más de 7000 profesionales del sector en todo el mundo, incluidos 850 de España.

A continuación, encontrarás algunas ideas con las que incluir el factor experiencial en tu evento para hacer de este una vivencia única y memorable entre los asistentes.

  • Haz que la experiencia previa sea fluida. Piensa que el evento empieza a calentar motores antes de la fecha de inicio oficial. Tu sitio web debe ser el mejor portavoz y exponente del mismo, distinguirse de la competencia y, sobre todo, facilitar el proceso de compra a los asistentes.
  • Genera interés. Las acciones previas que lleves a cabo para la promoción de tu evento son clave. Aprovecha las redes sociales, ya que son herramientas muy potentes para la difusión de tu campaña de comunicación. Con esta, debes impactar (y atraer) a posibles asistentes a tu evento, además de generar una conversación alrededor de este.
  • Decora el espacio de forma atractiva. Sea cual sea la temática del evento, emplea una decoración llamativa y define apartados adecuados para cada una de las actividades (bailar, pintar, descansar, comer o socializar), de forma que inviten a la participación.
  • Crea experiencias únicas que acompañen al evento. Una parte de tu estrategia debe ser sorprender a los asistentes y dejarlos con una sensación de asombro. Si estás organizando un evento musical, incluye un concierto sorpresa en la programación. O si se trata de arte en vivo, presenta técnicas audiovisuales interactivas donde el asistente no se sienta como un mero espectador, sino que forme parte de la exposición.
  • Por último, y no menos importante, agradece la asistencia. Aprovecha el último impulso de tu evento y, al finalizar, agradece la visita a tus asistentes a través de comunicaciones en las redes sociales, como un vídeo posevento con los momentos destacados. También es una buena oportunidad para premiar la fidelidad y establecer una relación de continuidad con la audiencia a través de descuentos y ofertas especiales para futuras ocasiones.

El marketing experimental es una herramienta de éxito para generar experiencias memorables entre los asistentes a un evento, ya que son una oportunidad de oro para crear un flujo de conversación bidireccional, donde se establece una relación cercana y estrecha entre el asistente y la marca.

Como ves, el marketing experiencial pone el foco en el asistente y se centra en los beneficios que este obtiene antes, durante y después del evento. Es importante desarrollar una estrategia de contenido que realmente llegue al consumidor y que apele directamente a sus sentimientos, sensaciones, pensamientos y relaciones. Por un lado, el asistente se identificará (si la experiencia es buena) positivamente con tu marca, lo que afianzará la relación en el tiempo y le llevará a recomendar el evento a otros posibles asistentes. Por otro, el consumidor vivirá nuevas experiencias y se sentirá protagonista dentro de las mismas. Poner en práctica una estrategia de marketing experiencial otorga numerosos beneficios, tanto para el evento como para la marca y, por supuesto, los asistentes. ¿A qué esperas?

  • ¿Te ha sido útil este artículo?
  • SiNo