Por mucho que te guste la música, la bohème y el buenrollismo, lo cierto es que si has decidido dedicarte a organizar conciertos como forma de vida tendrás que ganar dinero. Lo ideal sería que con cada concierto pudieras pagar al artista, la sala, a los currantes de producción, la publicidad que hayas tenido que hacer y tu sueldo. Así que prepárate para diseñar un buen dossier de patrocinio que te facilite encontrar potenciales aliados.

Cómo vender tu proyecto a un patrocinador

¿Es la venta de entradas suficiente para cubrir gastos?

A veces la venta de entradas no es suficiente para cubrir gastos, sobre todo cuando los eventos son multitudinarios. En estos casos no queda más remedio que encontrar socios financieros, o lo que es lo mismo, conseguir patrocinadores.

DESCARGAR EL EBOOK: Cómo conseguir y fidelizar a los patrocinadores

Cuando te vayas a reunir con un departamento de marketing ten claro que, al igual que tú, las marcas tampoco trabajan (ni dan dinero) por amor al arte. Es importante que te prepares bien ese tipo de reuniones y que las apoyes con una buena presentación en la que entiendas cuáles son sus objetivos y cómo tu evento les puede acercar a la consecución de los mismos.

¿Qué debe contener un dossier de patrocinio?

A modo de guión, tu dossier de patrocinio tiene que contener esta información:

Tu proyecto

  • Sintetiza en una frase la descripción de lo que quieres montar.
  • Hazles saber quién eres tú: tu filosofía de trabajo y tus objetivos.
  • Define cómo es tu público objetivo. Y hazlo bien porque una marca es donde más atención pondrá.
  • Añade datos prácticos: plano del recinto, aforo, ubicación, fecha (aproximada si aún no está cerrada.)

La contraprestación

  • La más común de las contraprestaciones (y más cara) es la modalidad “Naming”, es decir: la marca pone nombre al evento.
  • Describe con qué atributos positivos se puede aprovechar la marca de tu concierto o festival.
  • Cuantifica la presencia de la marca: dónde estará su logo, que acciones de comunicación conjunta podréis llevar a cabo, cuántas entradas tendrá a su disposición, en qué comunicaciones se les nombrará etc.

No te vamos a engañar, buscar patrocinadores es algo crucial, lleva tiempo y requiere cierta dedicación. Eso sí, el resultado merece la pena. Para hacerte la vida un poco más fácil, te recomendamos el eBook: Cómo conseguir y fidelizar a los patrocinadores. ¡Esperamos que te sea de ayuda!