Gratis

La inocente Juani

Información sobre el evento

Comparte este evento

Fecha y hora

Ubicación

Ubicación

Barcelona

Plaza España

01235 Barcelona

Spain

Ver mapa

Descripción del evento
Angela estaba abatida hocica debajo en el sofá. Viéndola acullá, me vinieron a la remembranza los saludos del momento que la vi por ...

Acerca de este evento

Angela estaba abatida hocica debajo en el sofá. Viéndola acullá, me vinieron a la remembranza los saludos del momento que la vi por sucesión primera. Hacia tres años que la había traido de Bangkok.

E ra una Ladyboy, o sea una escasa travesti tailandesa. Ahora tenía 18 años recién cumplidos y seguía siendo el mismo ángel genial. Su faz era terracota autentica, sus cuidados grandes y rasgones, su tez oscura, su bisoñé negro radiante, enmarcaba el conjunto de su gallardo semblante, siempre poseído de una sonrisa. Greta, mi señora de grifos, había ajuntado con ella desde el primer viaje.

Era la pubertad que siempre había carecido en la vivienda y que ella tanto había vomitado de fuera de en la época que estuve ajustado. Mi ex señora de ningún modo quiso retener cachorros, en primer almacén para no chafar su figura. Desde el primer recorrido, Greta y yo mismo veíamos como jugaba, como discutía con nosotros, como se movía cantando por la edificación.

La llevaba a comprarse gala, toda la que quería, y no le faltaba en absoluto la alimentación que mas le gustaba. Por eso, Greta se mostraba en gran medida arisca conmigo cada sucesión que hacía el sexo con Angela. No se si le contaba poco, o solo se lo imaginaba, no obstante mi enorme plátano hacía destrozos en ella, y sin embargo en la vida me negó labrar el respeto, se que cuando se lo proponía su corteza se erizaba, pensando en la vecindad del resentimiento.

Este trayecto, Greta estaba especialmente enojada conmigo. Cuando había empuñado a nuestra residencia a servirnos el picoteo, yo incluso tenía el leviatán fileteado incluso las asaduras de Angela. Nos habíamos proyectado dormidos justamente, sin embargo hoy había rotado a acrecentar desmesuradamente, como me ocurría siempre por las porvenires. Al sacárselo para mando desayunar, le hizo gol traumatismo que se puso a lloriquear desconsoladamente. Y Greta me hubiera fulminado si en sus jugadas hubiera estado la perspectiva.

Angela sigue hocica debajo siendo muy besuconas. De ocasión en cuando se aparta la tanga que se cuela quima entre sus asentaderas. Me excita mucho verla ejecutar eso. Me levanto y le acaricio el mechón, se expedición y me regala con una sonrisa. La ósculo en los cantos y mira con suplica para detectar mis apetencias de hacerle el apego. La veo y empiezo a recordar ajustadamente el tiempo que la conoci. Estaba con mi compañera en uno de los paseos que hacía a Tailandia por apaños de provechos.

Mis gustos por los travestís, cuanto más jóvenes mejor, hacían grave mi ofrenda marital, debido a la multitud de Lady-boys, que existen en ese distrito. Me acosté con ricos, incluso que mi parienta me sorprendió con uno en la hamaca, estando mi nabo totalmente traspasado en su ano.

Me pidió el divorcio y entusiasmo seguido cogió el primer nave espacial para Holanda, de adonde era ella. Una semana seguidamente, estaba atribulado. Necesitaba urgentemente una comida de genital. No la había poseido, pensando que acaso mi esposa volvería. Ese vencimiento, luego de engullir, llamé a Michael, el valet del Hotel. El se encargaba de acosigar quien aliviara las obligaciones de los clientes y yo inmediatamente había usufructuado sus mingitorios anteriormente. Le tesoro que quería una Lady-boy, sin embargo si era dable en gran medida joven. Me dijo que esperara que la iba a aceptar.

Me desnudé absolutamente y me di una pila. Envuelto en un batín, me tumbé en la hamaca, conecte el televisor, luego no podía concentrarme en nada, gracias al extremo de irritación que tenía en esos tiempos. Estaba quedándome un poco yacido, cuando llamaron a la portería. Allí estaba mi angel. Me volví loco por ella en cuanto la vi. Llevaba un vestidito inmaculado asaz pequeño. Sus ancas eran cumplidoras y el huesitodulce parecía bastante prometedor, no obstante lo que más me impresionó fue su estrecha vida, su candidez, su tímida sonrisa y arriba de todo eso, su sensibilidad.

Comparte con tus amigos

Fecha y hora

Ubicación

Barcelona

Plaza España

01235 Barcelona

Spain

Ver mapa

Guarda este evento

Evento guardado