Ataria Projects

El colectivo Ataria, se conjuga como una de las claves fundamentales de una red transfronteriza de lenguajes artísticos. Explorando de una manera radical con la semántica del hecho escénico, el grupo se define por la experimentación, y por la apertura hacia nuevos rumbos en las relaciones entre lo visible y lo invisible.

El grupo acoge a varios artistas, profesionales en diversos medios, desde la interpretación, a la música, la danza, el diseño, la pintura y lo audiovisual, que, desde la propia formulación de la compañía, renunciaron a la autonomía de las artes y trabajaron sobre la confluencia de las mismas. Además, lejos de estancarse en discursos definidos y reglas comerciales, Ataria busca indagar en las diferentes propuestas y planteamientos del concepto escénico para trazar un circuito de conexiones complejas entre espectador y actante, con el objeto de trascender la realidad manifiesta, apelando al inconsciente.

Definido por la depuración del lenguaje, Ataria se organiza en torno a ejes de investigación que se convierten en procesos de reinstauración y renovación de aquellos elementos que han sido preteridos por la voz en el hecho escénico, y que, con Ataria, se vuelven protagonistas omnipresentes. Con el surgimiento de estos elementos, luz, espacio, música, voz y color, se articula un montaje que parte de las relaciones generadas por sí mismas y entre ellas, no siendo el resultado, por tanto, una correspondencia canónica de las partes con el todo, pues el equilibrio no es ni el fin, ni el medio.

El colectivo Ataria, se conjuga como una de las claves fundamentales de una red transfronteriza de lenguajes artísticos. Explorando de una manera radical con la semántica del hecho escénico, el grupo se define por la experimentación, y por la apertura hacia nuevos rumbos en las relaciones entre lo visible y lo invisible.

El grupo acoge a varios artistas, profesionales en diversos medios, desde la interpretación, a la música, la danza, el diseño, la pintura y lo audiovisual, que, desde la propia formulación de la compañía, renunciaron a la autonomía de las artes y trabajaron sobre la confluencia de las mismas. Además, lejos de estancarse en discursos definidos y reglas comerciales, Ataria busca indagar en las diferentes propuestas y planteamientos del concepto escénico para trazar un circuito de conexiones complejas entre espectador y actante, con el objeto de trascender la realidad manifiesta, apelando al inconsciente.

Definido por la depuración del lenguaje, Ataria se organiza en torno a ejes de investigación que se convierten en procesos de reinstauración y renovación de aquellos elementos que han sido preteridos por la voz en el hecho escénico, y que, con Ataria, se vuelven protagonistas omnipresentes. Con el surgimiento de estos elementos, luz, espacio, música, voz y color, se articula un montaje que parte de las relaciones generadas por sí mismas y entre ellas, no siendo el resultado, por tanto, una correspondencia canónica de las partes con el todo, pues el equilibrio no es ni el fin, ni el medio.